Los polígonos empresariales de España contarán con una marca de calidad para distinguir su excelencia y competitividad

El proyecto avalado por la Coordinadora Española de Polígonos Empresariales y en cuyo desarrollo ha participado la Asociación de Empresarios del Polígono de Sabón se pondrá en marcha en siete comunidades autónomas

20/01/2017

La Coordinadora Española de Polígonos Empresariales (CEPE) presentó oficialmente esta mañana en el marco del Grupo de suelo industrial del Foro de Agencias de Desarrollo Regional el proyecto de la Marca de Calidad para los polígonos empresariales de toda España.

Según explicó el Presidente de CEPE, “hoy damos luz verde a  un proyecto en el que llevamos trabajando varios años como resultado de la mejora continua y de centrar los esfuerzos en acciones de valor para los polígonos empresariales, los grandes motores de la economía española”.

Los polígonos empresariales podrán obtener una acreditación similar a la de ‘bandera azul’ que premie y distinga la calidad, valorando y validando la capacidad de sus infraestructuras, los servicios y otras variables que tengan en su entorno.

Este tipo de distintivo no fija niveles mínimos de servicios o de infraestructuras, sino el cumplimiento de los requisitos según las características particulares de cada área empresarial, en infraestructuras (alumbrado, aparcamientos, telecomunicaciones…), gestión de servicios básicos y suministros (electricidad, gas, redes de aguas…), gestión del área empresarial, los servicios prestados a empresas (vigilancia, formación, modernización de las tecnologías, conciliación de la vida laboral y familiar…), movilidad (transporte público, carril bici…), la influencia social, entre otros.

Con este proyecto que se pone en marcha ya se fomenta e incentiva a las organizaciones empresariales, y las Administraciones competentes de este tipo de áreas para que mejoren y velen por el mantenimiento de sus infraestructuras y servicios.

La entidad solicitante de la marca en un polígono empresarial puede ser un ayuntamiento, una diputación provincial, una entidad promotora, una entidad de conservación, una comunidad de propietarios o una asociación de empresarios, entre otras.

Los beneficios por la implantación de estas marcas de calidad lo percibirán las asociaciones, las empresas, los trabajadores, las entidades gestoras, el Ayuntamiento y usuarios, en general. Gracias a que genera competitividad entre los polígonos, estas marcas de calidad permiten conocer una radiografía de parque empresarial y se obtiene diagnósticos de la situación, permitiendo impulsar medidas de mejora e incrementar la inversión pública y privada.

“Es clave abogar y defender este tipo de marcas para todos los polígonos empresariales de España. Hemos llevado a cabo con un equipo de técnicos un trabajo muy serio en seguridad, limpieza, conexiones de transportes, infraestructuras, pero no nos podemos quedar aquí. Todos los empresarios junto con las Administraciones tenemos que ser conscientes que si este tipo de áreas avanzan, la economía progresa y seremos más competitivos en un panorama cada vez más exigente y global”, subrayó el presidente de CEPE.

El proyecto piloto empezará en 10 polígonos de Cataluña, Galicia, Extremadura, Madrid, Baleares, Comunidad Valenciana y País Vasco.